Cómo impulsar tu estrategia de marketing con un sitio web

Un sitio web diseñado profesionalmente y optimizado para SEO, puede ser el motor de la estrategia de marketing de tu empresa o negocio y contribuir a su crecimiento generando prospectos y ventas.
Impulsa tu estrategia de marketing con un sitio web

Por Gabriel Uriz

Diseñador web freelance y especialista SEO radicado en la Ciudad de México.

6 abril, 2020

Como propietario o como gerente de mercadotecnia de una pequeña o mediana empresa, sabes que una buena estrategia de marketing es clave para impulsar el negocio. Son muchas las herramientas y recursos los que se utilizan para instrumentar dicha estrategia y, hoy en día, no podemos minimizar la importancia del sitio web como parte fundamental de la estrategia de marketing de una compañía.

Sin embargo, muchas empresas no cuentan con un área digital o personal especializado para crear y mantener un sitio web profesional, por lo que no cuentan con un sitio web o tienen uno de 10 años de antigüedad, al que nadie da mantenimiento y nunca se actualiza.

Muchas veces, las empresas en México restan importancia a esta valiosa herramienta y la tienen subutilizada. Hacen un sitio web “barato”, “para tener presencia en Internet”, porque tienen la percepción de que no puede dar resultados más allá de lo mencionado.

Invierten (mucho o poco) en desarrollarla, pero una vez que está lista, no saben qué hacer para sacar el máximo provecho de la herramienta y que verdaderamente impulse los objetivos de la empresa.

¿Qué significa esto? Que atraiga al mercado objetivo del negocio, que genere leads y ventas y que fortalezca la marca. En pocas palabras: que contribuya activamente al crecimiento del negocio.

Veamos las formas en que un sitio web integral, bien organizado y diseñado profesionalmente, puede ser el centro de la estrategia de marketing de su empresa o negocio e impulsarla.

El sitio web: primer contacto de su mercado con su negocio

Hoy en día, la mayoría de tus clientes potenciales inician la búsqueda de un proveedor de un producto o servicio en Internet. Por lo general, el primer contacto que tienen con su empresa o negocio es a través de su sitio web.

Según las estadísticas, aproximadamente 80% de las búsquedas de un producto o servicio empiezan en un motor de búsqueda (siendo Google el más utilizado), y este porcentaje podría ser mayor para empresas que buscan a otras empresas (B2B).

El “boca en boca”, las redes sociales o un motor de búsqueda pueden ser la primera mención que alguien escucha o ve de tu empresa. Sin embargo, antes de ponerse en contacto con tu negocio, la mayoría de los posibles clientes visitarán tu sitio web, o una landing page,para averiguar más sobre la empresa.

Si tu sitio web no es amigable para quien lo navega o es difícil de encontrar en buscadores a través de palabras clave, prácticamente estás entregando esos valiosos prospectos a la competencia (a los que sí han invertido en un sitio web profesional y tienen una estrategia digital permanente).

Cuando un cliente potencial se encuentra con el sitio web de tu empresa, debes estar seguro de darle una muy buena primera impresión. Asegúrate de que el contenido es claro y refleja la Propuesta Única de Valor de la empresa. ¿Es interactivo y atractivo? ¿Pueden encontrar la información que necesitan? ¿Es compatible con dispositivos móviles? ¿Les queda claro lo que tu empresa espera de los visitantes?

Estas son preguntas que debes plantearte, ya que el primer contacto de tu mercado meta con tu empresa es, muchas veces, el sitio web.

¿Cuánto cuesta un sitio web?

Todo depende de los resultados que genera. ¿Qué valor promedio tiene para tu negocio un cliente nuevo? ¿Vende artículos en línea? Si ya tienes un sitio web y no aporta nada en lo que a leads y adquisición de clientes nuevos se refiere, es posible que inicialmente hayas subestimado el poder de un sitio web profesional y hayas hecho el gasto por salir del paso. O “tener presencia”.

Digamos, por ejemplo, que la empresa gastó $10,000 pesos en desarrollar ese sitio web mal planeado y con una pobre optimización para motores de búsqueda. El sitio resulta difícil de encontrar a través de las palabras clave que tu mercado meta utiliza en buscadores y no genera leads.

Sin importar el valor que tenga un cliente nuevo para el negocio, estos $10,000 pueden ser clasificados de inmediato como un gasto más, del que no habrá ningún retorno de inversión.

Por el contrario, supongamos que la competencia invirtió $30,000 en su sitio web, diseñado profesionalmente y optimizado para motores de búsqueda. Cada cliente nuevo que le llega a tu competidor a través de su página web le representa una utilidad de $3,000 pesos.

Con 10 clientes nuevos, tu competidor habrá tenido un retorno de inversión de los $30,000 destinados al diseño de su sitio web y este seguirá generando ganancias para la empresa durante un muy buen tiempo.

Imagina si, además, tu competidor invierte $10,000 mensuales en SEO, publicidad en motores de búsqueda o redes sociales y esto le ayuda a generar 20 clientes nuevos adicionales cada mes.  

¿Cómo saber si el precio es caro o barato?

En este punto, es probable que ya estés pensando que el sitio web de $10,000 resultó más caro que el de $30,000, y así es. Muchas empresas en México aún creen que un sitio web no puede agregar valor, que sólo sirve para “tener presencia en Internet” o como un catálogo en línea.

Cuando más adelante necesiten ponerse a la par de sus competidores, será sumamente difícil y la inversión será mayor. 

Por eso, cuando elijas un diseñador web freelance o una agencia de diseño web, no te concentres en el precio. Presta más atención al valor en el tiempo y los posibles resultados de lo que te están ofreciendo. 

La estrategia debe plantearse desde antes de iniciar con el diseño del sitio web. Solicita la asesoría de un profesional que pueda guiarte a través de este proceso. Y si ya cuentas con un sitio web, pero no da resultados, no todo está perdido. Un diseñador web experto, con conocimientos en SEO, puede ayudar a corregir el rumbo.

Bajo esta óptica, es muy probable que basarse únicamente en el precio para desarrollar el sitio web de la empresa sea un desperdicio de dinero y tiempo, no logre los resultados que esperas y estés cediendo terreno a tus competidores.

El dinero está sobre la mesa, y la mayor parte se la llevará la empresa que esté mejor posicionada en motores de búsqueda, ofrezca la mejor experiencia a los visitantes y haga el mejor seguimiento de los leads generados.

En este punto, es importante recordar que la mayor parte de los leads los obtienen las empresas que aparecen en los primeros lugares en los resultados de búsqueda (SERPS) de los buscadores.

La importancia de contratar a un diseñador web profesional

Cuando en la empresa ya se ha tomado la decisión de diseñar o rediseñar el sitio web, hay algunos puntos que deben tomarse en cuenta antes de seleccionar a un diseñador web profesional o a una agencia de diseño web.

Lo importante es que quien esté a cargo del proyecto sea capaz de traducir la visión general del área de mercadotecnia del negocio en un sitio web que refleje la propuesta única de valor de la empresa, que resalte los atributos de la marca y que piense en desarrollar una experiencia centrada en los visitantes del sitio (UX), es decir, su mercado meta.

A lo largo del proceso, es vital que el diseñador comprenda cuáles son los matices más finos de un sitio web que funciona correctamente. 

Pero no todo se reduce al diseño visual del sitio. La parte escrita es igual, o más importante, que el diseño.

Un copy bien pensado, bien escrito y que utiliza las palabras clave adecuadas, satisface a los dos públicos más importantes para su sitio web: los motores de búsqueda y sus clientes y prospectos. Los sitios web que tienen gran contenido agregan valor a los visitantes, a la reputación de la marca y al sector.

Mientras trabajan con el diseñador, es posible que el producto final sea diferente de la visión original. Si el proceso se realiza en colaboración, este trabajo resultará en un sitio web bien planeado, que empezará a generar resultados en el corto o mediano plazo. En este caso, la inversión de tiempo y dinero habrán rendido frutos.

Cuando entreviste a desarrolladores web o se reúna con agencias, ponga atención a lo siguiente: ¿Tienen fluidez al hablar? ¿Responden sus dudas? ¿Lo interrumpen cuando responde a sus preguntas? ¿Están dispuestos a explorar y trabajar tus ideas?

El sitio web debe ser el reflejo de la marca

En el mundo digital, el sitio web de la empresa será el centro de la estrategia. Su presencia podría extenderse al correo electrónico, las redes sociales, los anuncios pagados, etcétera, pero en la mayoría de los casos, la columna de la estrategia es el sitio web.

El sitio web es el corazón de la estrategia de marketing digital